sales@translyft.com +45 98 86 49 00
nivel de higiene de translyft para la soluciones de elevación

Encuentre la solución de acero inoxidable adecuada

No es fácil encontrar el producto elevador adecuado para alimentos, bebidas, la industria farmacéutica y entornos de salas blancas.


En primer lugar, debe establecer qué nivel de higiene se necesita para el espacio de trabajo (vea la imagen anterior). En función del lugar de la planta de producción de que se trate, hay varias opciones. En la recepción y el envío, es probable que un modelo pintado sirva, mientras que una mesa elevadora en medio de la línea de producción a menudo requeriría una solución de acero inoxidable o Hygienic Design.

Luego, por otro lado, hay reglamentos que se deben tener en cuenta. Los riesgos de contaminación son algo prohibido y la capacidad de los productos para ser limpiados es muy importante. Además, existe la necesidad de soluciones ergonómicas para asegurarse de que también se cuida a los empleados.

El producto debe ser higiénico y resistente a la corrosión, así como fiable, seguro y fuerte. Y estas son solo algunas de las consideraciones que se deben tener en cuenta. Por fortuna, Translyft cuenta con más de 50 años de experiencia en soluciones elevadoras para estas industrias.

icono fácil de limpiar

Los desafíos

Por ejemplo, en la industria alimentaria hay muchas tareas repetitivas como movimientos de elevación, inclinación y rotación que pueden desgastar rápidamente hasta una máquina. Por ese motivo, las soluciones deben ser fiables y resistentes.


Las industrias alimentaria, de las bebidas, la farmacéutica y la de las salas blancas se suelen desarrollar en entornos ácidos o salinos, que son altamente corrosivos.


Con los procedimientos de limpieza intensiva muchos metales no son compatibles con las tareas que se llevan a cabo en estas industrias. Eche un vistazo a nuestro artículo técnico sobre la eficiencia y el efecto de la limpieza aquí: 


Artículo técnico: La eficiencia y el efecto de la limpieza


El acero inoxidable es la respuesta a todo esto. Es más fuerte que la mayoría del resto de los metales. Es resistente a la corrosión y puede resistir a los entornos difíciles. Es fácil de limpiar porque la rugosidad de la superficie es baja y puede soportar los duros procedimientos de limpieza una y otra vez. El acero inoxidable también garantiza una alta pureza del producto y no reacciona químicamente con ningún alimento ni líquido.


Dos tipos de acero inoxidable

Existen distintos tipos de aleaciones de acero inoxidable que las hacen óptimas para diferentes entornos. En Translyft ofrecemos dos tipos de acero inoxidable: Aisi 304 y Aisi 316. Ambos son higiénicos, duraderos, termorresistentes, resistentes a la corrosión y perfectos para alimentos, bebidas, la industria farmacéutica y entornos de salas blancas.


La aleación Aisi 304 contiene un 18 % de cromo y un 10 % de níquel y es altamente resistente a la corrosión. Es la más utilizada habitualmente y adecuada para la industria alimentaria, la de las bebidas y, a veces, la farmacéutica.


El Aisi 316 contiene un 17 % de cromo, un 12 % de níquel y 2,2 % de molibdeno. Se recomienda utilizar esta aleación en entornos muy corrosivos con riesgos extremos de cloruro o ácido sulfúrico. También recomendamos esta solución para las soluciones offshore e industrias cercanas a la costa porque los ácidos del agua salada también aumentan el riesgo de oxidación y de pérdida de lustre.


acero inoxidable